• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

La nueva entrada del anecdotario es un claro ejemplo de la importancia de tener buen Marketing en este mundo en el que vivimos. Dentro del mundo animal hay determinadas especies que gozan de una imagen que más quisieran para sí grandes marcas comerciales, como puede ser el caso del delfín, el oso panda, el koala, la foca, el caballito de mar…

No obstante, hoy no vengo a hacer un post tierno lleno de imágenes de cachorritos de estos reyes del Marketing animal, sino a denunciar una situación que he podido presenciar estos días: la injusticia de la mala imagen de las arañas y la buena imagen de los gusanos de seda. 

Todo empieza con un nuevo mensaje en un grupo de Whatsapp de padres de alumnos… (los grupos de Whatsapp de los padres de alumnos son una desgracia del mundo moderno, por cierto). Eso hay que vivirlo.

– ¡¡¡Me han nacido muchos gusanos de seda y no se qué hacer!!! ¿Papis o mamis que quieran para sus hijos?

Esa conversación llegó a oídos de mis hijos y dijeron que querían tenerlos.

– AYYYY!!!! sí, papáaaaaaa gusanitos de sedaaaaa, que nos encargamos nosotroooooossssssss.

Y ahí me tenéis como un gilipollas con mi cajita de zapatos a la salida del cole para que me diesen esos bichitos tan encantadores de apenas 5 milímetros…

Antes de empezar a explicar el por qué veo yo esa injusticia entre ambas especies, quiero aclararles a mis hijos, por si en un futuro les da por visitar este blog, que la razón por la que no tienen un perrito es por la misma que no creo que tengan más bichos de estos: al final el que ha estado yendo a por morera ante la mirada despreciativa de ancianos que no entendían qué hacía un tío de mi edad jodiendo un árbol he sido yo. Y al perrito le iba a recoger las caquitas del suelo el mismo imbécil tooooodos los días. Así que hasta que no seáis más responsables, toca esperar lo del chucho. 

tener buen marketing

En fin, volviendo al Marketing. De los gusanos de seda se dice básicamente que son interesantes de observar por su rapidísimo crecimiento y por la elaboración de los capullos de los que se extrae esa materia prima tan cotizada después de que se produzca la metamorfosis en mariposa. Pero la realidad, después de probarlo en primera persona, es esta:

No son gusanos, son larvas. La diferencia radica en que además de tener patas (cosa de la que los gusanos carecen, como la lombriz) sufren una metamorfosis. Lo que pasa es que decir gusano es muy tierno y decir larva da asquito. Buena elección de marca por parte de estos bichos. 

Apenas se mueven así que puede ser divertido de mirar sólo un ratito. De hecho los niños perdieron el interés rápidamente y muy de vez en cuando pedían echar una mirada. Normal, la mayoría del tiempo se lo pasan quietos con la cabeza en alto preparando un nuevo cambio de piel.

– Los muy desagradecidos tienen la costumbre de hacer los capullos por la noche. Un mes esperando para verlo, alimentando y limpiando su cajita y los más interesante lo hacen a mis espaldas. Y sin decir adiós ni nada de nada. 

– No se metamorfosean en mariposas. Eso es una polilla. Todo el mundo que me conoce sabe que me aterran las polillas, y ahora tengo en la cocina una docena de ellas dentro de una caja. Vivo aterrado con entrar a picar algo a media noche y me ataquen. Estoy adelgazando por miedo. Pasa lo mismo que con la diferencia gusano/larva. Mariposa es mucho más vendible que polilla, dónde va a parar…

– Evidentemente nadie hace seda a nivel doméstico. Cuando salen las polillas, los capullos se van a la basura. De hecho, a nivel industrial el tema de la producción de seda no es muy romántico. Los capullos se hierven… con el bicho dentro, ya que no pueden dejar que se endurezca el material. Los restos de las larvas hervidas se suele destinar a comida para peces. Un drama todo.

En definitiva, que en mi opinión son unos bichejos bastante inútiles, que dan cierta grima y que se han sabido vender de maravilla a través de la creencia popular y de una buenísima imagen de marca.

Sin embargo, las arañas… pobres arañas. De las arañas no se dice nada bueno. Es más, son aniquiladas sistemáticamente de los hogares por su mala fama. Son sinónimo de asco y su imagen es tan horrible que las telarañas están muy vinculadas con el concepto “terror”. De hecho son protagonistas de varias películas hollywoodienses y de inmerecidas leyendas urbanas. Pero la verdad es que lo que hace una araña por ti, más quisieran hacerlo las larvas de seda:

– Son unos auténticos recicladores naturales. Si no fuese por ellas, muchos de los insectos que te molestan se convertirían en auténticas plagas.

– Son la primera especie que acude a un bosque quemado y los primeros que empiezan a regenerarlo, mucho antes que el hombre, y permiten que otras especies retornen a ese espacio devastado.

– Su presencia en los huertos aumenta la producción, ya que eliminan insectos perjudiciales para la cosecha.

– Si evitan que haya insectos en los cultivos, evitan el uso de pesticidas que al final te ibas a comer tú. De hecho, ya se trabaja en pesticidas naturales obtenidos de ellas.

– Son unos grandes generadores de proteínas que se usan para la creación farmacéutica de analgésicos y antibióticos.

– Me encanta la naturaleza. En mi casa tengo la suerte de tener una terraza con plantas de todo tipo y jamás quito las telarañas que se producen entre ellas porque me ayuda a retener plagas.

En conclusión, que en el mundo animal el Marketing y la imagen de marca están presentes. Y es que, como he dicho mil veces en este blog, en este mundo no importa cómo son las cosas realmente, lo que importa es lo que parecen y lo que la gente cree.

Trabaja mucho en tu imagen de marca.

 

Tagged with →  

dime lo que opinas, que se agradece