• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

Cuando los mensajes que una empresa dirige a sus trabajadores resultan ambiguos, cuando se realizan promesas que no terminan de cumplirse, cuando los empleados desconocen los objetivos o la dirección que toma una sociedad, cuando no se comparte de puertas para dentro la visión, la misión y la filosofía corporativa, y cuando se permite que la información que circula internamente en una compañía esté en manos de quien le de la real gana surge el mayor de los cánceres que puede sufrir una empresa, el peor de los virus, una amenaza de muerte, el caos, el apocalipsis, la hecatombe, el cataclismo, la catástrofe y la tragedia: el rumor.

Y puede parecer una tontería, una cosa que se comenta entre empleados aburridos con demasiado tiempo libre, pero os aseguro que lo que se comenta entorno a la máquina del café o esperando a que acabe un compañero de calentar la comida en el microondas tiene más peligro que un neurocirujano con hipo.

Una empresa puede tener la mejor estrategia de comunicación del mundo, hacer unas campañas increíbles, tener una gran presencia en medios tanto online como offline… pero como tenga serios problemas de comunicación interna y aparezcan rumores que se enquisten, está bien jodida. El mayor capital que tiene una empresa no es ni el valor de su marca ni sus activos financieros, lo más valioso de una compañía son sus trabajadores y el cómo éstos se sienten identificados y apreciados por ella. Si no se es consciente de esta situación, se da pie a que ocurra lo que ahora os cuento.

rumor dentro de una empresa

La cosa suele empezar con una información en principio controlada corporativamente, que no se sabe transmitir o se transmite a medias en sentido vertical hacia los empleados y que llega a manos de algún trabajador con tanta dosis de imaginación como de mala uva. Si este tipo tiene cierta credibilidad por su posición o antigüedad en la empresa puede ocasionar los siguientes problemas (y ya veréis que no es ninguna gilipollez):

La empresa pierde credibilidad. ¿A quién van a creer los trabajadores, a la empresa que les da mensajes incompletos, contradictorios o que directamente nunca les informa de nada o a mi compi de oficina, que me quiere mucho, no me mentiría nunca y con el que me tomo las cañitas los viernes, que salimos a las 15 porque hacemos jornada intensiva y nos solemos juntar un ratito?

El sentimiento de pertenencia a la compañía se anula. Es como cuando percibes que tu pareja no siente lo mismo por ti ni pone el mismo empeño en la relación. Al final terminas descuidando el día a día, la cosa se enfría y terminas yéndote con otr@.

Disminuye la productividad. ¿Pero para que cojones me voy a matar a trabajar ni voy a comerme estos marrones si como están diciendo lo mismo mañana me echan o cierran esto y a la empresa lo que me pase le importa lo mismo que a mí la final de petanca femenina de Sri-Lanka?

Empeora la atención al cliente. Lo que más le gusta a una persona a la que le están llegando rumores negativos sobre la empresa en la que trabaja y que siente amenazada tanto su estabilidad económica como su futuro es que venga un cliente cabreado a tocarle la moral, como podéis imaginar.

La relación entre empleados empeora. ¿Pero cómo va a ser verdad que van a reducir personal en el almacén si no damos a basto para sacar los pedidos y sobran por lo menos dos personas en Administración, que cada vez que paso por las oficinas están con el móvil en la mano enviando Whatsapps? Y claro, esto llega a los oídos de los de Administración y se rebotan. Normal.

Aumenta el absentismo laboral. Total, para lo que me queda en el convento… Me pillo una baja médica, que mi médico pasa de todo y me la da sin problemas y me pongo desde casita a buscar otra cosa.

– Por todo lo anterior, y por muchas más situaciones que podría describir, los resultados económicos y la posición en el mercado de la empresa empeora

Yo le recomendaría a los responsables de comunicación que, a parte de tener una buena estrategia para el exterior, no pierdan ni un segundo de vista lo que pasa y se comenta a nivel interno, que planifique y dirija muy cuidadosamente todos los mensajes que se transmitan entre las cuatro paredes de su empresa. Y si es posible, hasta que sea un tío enrollado y amable con todo el mundo, para que cuando surja un rumor, también se lo cuenten a él y pueda dominarlo y redirijirlo. 

Por desgracia, casi nunca suele ser así. Un ejemplo para los más frikis: ¿Sabéis cuando en El Señor de los Anillos organizan una buena batalla en Mordor para que Sauron se despiste y así puedan llegar Frodo y Sam al Monte del Destino y mandar a la mierda el anillito pero cuando se quiere dar cuenta ya se la han liado parda? Pues un poco igual pasa con los responsables de comunicación de algunas grandes empresas, están mirando hacia el mercado y a la pelea con los competidores y el problema lo tienen dentro de casa a punto de estallar

Tagged with →  

8 Responses to El rumor: ese gran enemigo de la comunicación interna

  1. David García dice:

    Buenas Fernando, llego desde el juego de Marketing de guerrilla.
    Aún así, creo que con anteriodidad había visitado este blog, pero volver me ha servido para darme de que me gustaba. Por el tipo de contenidos, yo suelo escribir post con una temática similar y la verdad que si quieres crear una sinergia y poner en práctica guest blogging me parecería interesante.
    En cuanto al post, estoy de acuerdo que lo peor que existe para las empresas es la rumorología, y tiene una forma sencilla de desaparecer: comunicando
    Un saludo

  2. Cristina dice:

    Hola Fernando, me encanta el tema del Post porque es algo que todos vivimos no sólo en el trabajo si no también en otros ámbitos de la vida y creo que en todos los casos es negativo. Pero enfocándonos en el entorno laboral, estoy contigo en la mayoría de los puntos sobre todo en el hecho de que este fenómeno viene dado principalmente por la falta de comunicación. Yo nunca he sido amiga de dar cabida a los rumores en ningún caso, lo mejor que puede hacerse es ignorarlos o si de alguna forma éstos nos inquietan, deberíamos dirigirnos a quien de verdad pueda informarnos correctamente y establecer esa comunicación directa, tan sana y necesaria.

  3. leanlibelula dice:

    Hola Fernando! Estuve varios años trabajando en grandes empresas, y lo que comentas me resulta mas que familiar… Sobre todo con el tema de los despidos. La gente desconfia, empieza a ver a otros como sus competidores, descubre miradas y mensajes silenciosos donde no hay nada. Y el ambiente de grupo desaparece. Creo que la transparencia de la empresa debe ser clave en estos asuntos. Enhorabuena por el post Fernando 🙂

    • Hola!! Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, es un pequeño tumor que se termina convirtiendo en metástasis, mucho más dañino de lo que se puede imaginar. Hay que vivirlo para darse cuenta de lo malo que puede ser un rumor.

      Un saludo.

  4. desmadreando dice:

    Un post muy certero y que valdría la pena mencionar que da igual que sea una pequeña empresa que una multinacional. Me tocó vivir el radio pasillo en ambos casos y como bien dices ¡peor que el neurocirujano con hipo! Ahora bien ¿cuáles serían tus recomendaciones? Seguramente me llevas a otro post..Ya me dirás. Saludos

    • Bueno, la verdad es que la única recomendación que hago es ser transparente. En este blog hablo mucho sobre lo importante que es el capital humano en una empresa. Tener al frente del departamento de Marketing o Comunicación a alguien que goce de la confianza del personal es fundamental, y eso se consigue con tiempo y trabajo.

      Cuando me ha tocado diseñar una estrategia de comunicación desde cero siempre he empezado con la parte interna, diseñando tácticas para fomentar la confianza. Si te quisiese llevar a un post de este blog para decirte como veo este tema te recomendaría este http://lascuatropes.com/2013/05/20/hay-que-empezar-desde-dentro/, pero ya me siento más que agradecido con el hecho de que hayas visitado mi sitio y hayas comentado.

      Un saludo y mucha suerte.

dime lo que opinas, que se agradece