• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

Se me acaba el contrato de permanencia tanto de mi contrato de móvil como de internet en casa. La última vez que me tocó renovar aproveché para unificarlo todo con Vodafone, por eso me finaliza todo al mismo tiempo. Es decir, estoy sufriendo mucho. Todo el día mirando precios, comparando los servicios, viendo las diferentes posibilidades de financiación de terminales, …

¿Y quién es el culpable de que me encuentre triste, afligido, atormentado, entristecido, angustiado, desamparado,  desconsolado y apesadumbrado? Vodafone es el culpable, como antes lo fue Yoigo, Ono, Movistar, Jazztel, Orange… (he sido bastante promiscuo en esto de la tecnología, he pasado por casi todas las compañías).

¿Por qué digo esto? Porque las estrategias de fidelización en este sector son inexistentes…bueno, no son inexistentes, son ineficaces. Actúan cuando lo ven todo perdido. Es como ese novio que se pasa la vida saliendo con los amigotes sin hacer caso a la novia, y luego cuando la chica se va con un tío muy profundo e interesante que ha conocido en yoga vienen los llantos y los “te juro que voy a cambiar”. Ya es tarde, amigo. Game Over.

Así que me toca de nuevo recoger mis bártulos y emigrar. Somos nómadas tecnológicos porque nos obligan a ello. Después de todos estos años y del paso por los diferentes proveedores de internet, tengo en mi casa más instalaciones para las telecomunicaciones que la NASA. Es muy posible que si alguna vez alguna forma de vida extraterrestre decide ponerse en contacto con nosotros, primero lo haga conmigo y luego ya si eso con los diferentes gobiernos de este planeta. Tengo tanto cable en mi hogar que el precio de tasación de mi vivienda es de 273 millones de euros pese a vivir en la periferia de Madrid. Corren rumores de que con el cable de mi casa se podría envolver la Tierra cuatro veces. Con eso os digo todo.

nomadas tecnologicos

Volviendo a lo de la portabilidad, lo de “el cliente es el rey, es lo más importante, el principal valor de nuestra compañía” es una de esas cosas que en el día a día se quedan en nada, sobretodo en el sector del que estamos hablando. Es de esas mentiras comúnmente aceptadas que quedan muy bien decirlas (y que debes decirlas si no quieres quedar como un insensato) pero que luego no se llevan a la práctica casi nunca.

A mí esa mentira me recuerda a la de “el dinero es lo de menos, no es por dinero…” jajajaja, ¡Qué truhán estás hecho! Todo al que le oigáis esa frase dar por descontado que el dinero es el motivo por el que ha tomado la decisión en cuestión. No lo dudéis. Pero es que esgrimir el dinero como razón principal de algo está muy mal visto. El dinero tiene una marca personal terrible.

A ver, que me voy del tema… decía que en definitiva todo este sufrimiento que padezco sería evitable. Porque en definitiva lo que nos interesa de nuestros contratos tanto de telefonía como de internet son cuatro cosas:

un buen terminal.

un volumen de datos aceptables a máxima velocidad para el móvil.

el máximo número de minutos para las llamadas. 

unos cuantos megas de velocidad decentes para la conexión de nuestro ordenador de casa.

Pues jugando con esas cuatro variables me parecería muchísimo más sensato intentar conocer cuál de ellas interesa más en cada momento al cliente para tomar una actitud proactiva y proponerle mejoras en su contrato. Pero así, sin que se lo espere ni lo haya solicitado. ¿Cómo no vamos a atender alguien que nos propone pagar menos, tener más minutos de llamadas al mismo precio, más megas de navegación o nos oferta la financiación de un terminal de última generación en unas condiciones inmejorables? Todo ello a cambio de una ampliación del contrato de permanencia, claro.

Si fueran capaces de proponernos mejoras de manera que por un lado nos sintiésemos valorados por la compañía y por otro lado no nos dieran la oportunidad de mirar otras ofertas de la competencia porque no está próxima a finalizar nuestra permanencia, creo que el resultado sería mucho más positivo. Porque al final vas a dejarte un montón de dinero en publicidad y fuerza de ventas para conseguir a un nuevo cliente con las mismas condiciones que hubiese aceptado el cliente que ya tenías y que has dejado marchar… las gallinas que entran por las que van saliendo, pero eso sí, costando un buen puñado de euros.

A ver si algún amable lector del blog trabaja en este sector y me explica por qué se hacen así las cosas, porque son grandes compañías y seguro que tiene su razón de ser. Sácame de mi ignorancia, bribón.

Tagged with →  

3 Responses to Somos nómadas tecnológicos

  1. Opticanet dice:

    Es triste que algunas compañías incluso ni eso:
    Antes pedías que te pasaran con el departamento de bajas y te hacias una contraoferta desde el minuto 1.

    Ahora en muchos casos te pasan directamente con bajas sin siquiera tratar de conocer el problema por el que quieres irte, sin hacer un primer filtro.
    Yo no puedo entender esa politica.
    Saludos y enhorabuena por su pograma

  2. Tomás García dice:

    Solo se me ocurre que sea una cuestión de porcentajes. Interesa más, por tanto por ciento, los nuevos clientes que los ya tienen, pues no todos estos se cambiarán de compañía. en este tipo de empresas la fidelización es cero. Muy bueno como siempre.

dime lo que opinas, que se agradece