• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

El ser humano… es extraordinario. Siempre hay un roto para un descosido, siempre se da con la excepción a la regla, a veces se encuentra la aguja en el pajar. 

En un momento en el que tener un trabajo es tener un tesoro, he dado con una persona que quiere todo lo contrario. Se trata de uno de mis viejos amigos de los primeros pasos en agencias de comunicación. Una de las razones por las que está tan harto de trabajar y desea pasarse un ratito en el paro es que continúa trabajando en lo mismo. No es nada recomendable para tu salud mental seguir en una agencia pasados los 30 años a menos que seas el dueño del tinglao o tengas un puesto en alta dirección.

marca personal basuraEl caso es que me comentó que iba a resultar muy difícil que le echasen (lógicamente nunca se iría sin indemnización ni prestación por desempleo) por la antigüedad que tenía en la empresa. Me dijó que, sin embargo, sí que estaban echando a gente más joven que él por el menor de los motivos. “Son unos pesados con el tema de la marca personal y la reputación digital. El otro día echaron a uno de cuentas y me comentaron en Recursos Humanos que la versión extraoficial del despido era que no tenía una presencia ejemplar en las redes sociales“.

Bueno, pues como está casi llegando Papá Noel, te voy a hacer un regalito a modo de artículo sobre cómo puedes cargarte tu marca personal rápidamente y así consigas tu ansiado deseo para 2014 de irte un añito sabático a la empresa más grande de este país: el INEM.

Tareas a seguir para que a tu marca personal dé pena verla

– Deberías empezar por crearte una cuenta en Twitter en cuya bio te califiques a ti mismo como experto en comunicación y por supuesto te identifiques como trabajador de tu agencia, es importante que quede bien clarito. Una vez que hayas dejado evidencia de tu relación profesional utiliza esa cuenta para mezclar opiniones y conversaciones profesionales con valoraciones personales. Es decir, que si hay fútbol aprovecha para insultar gravemente al equipo y afición rival, y en cuanto a temas políticos ya sabes, “son todos unos sinvergüenzas, habría que mandarlos a la cárcel y tirar la llave,…” y cosas por el estilo. Y entre medias no te olvides de lanzar algún tuit profesional sobre, por ejemplo, las últimas tendencias en e-commerce.

– Ya que estás en Twitter, haz todas las puñaladas traperas 2.0 que puedas a compañeros del sector, o incluso si le echas valor, a tus propios jefes. Es decir, te haces seguidor de ellos en esta red social para que ellos te sigan por reciprocidad, y cuando creas que ha pasado un tiempo convenientes les dejas de seguir a ver si no se dan cuenta y así parece que te sigue un montón de gente porque eres muy, pero que muy interesante. Como evidentemente la gente del Marketing sí que monitoriza sus cuentas y controla estas cosas, vas a quedar como un sucio y un insincero, que diría Pocholo.

– Como a través de esta técnica vas a tener bastante audiencia en Twitter, aprovecha para hablar mal y ridiculizar en la medida de lo posible a tu competencia. Entra en todas las batallas posibles, reparte todas las ostias que puedas, no dejes una marca rival con cabeza. Así, además de parecer un envidioso, vas a perjudicar a todo tu mercado en general y tus jefes lo van a tener en cuenta para conseguir tu objetivo.

basura branding personal

Unas faltas de ortografía nunca vienen mal. Pero no alguna sueltecita de vez en cuando, que nadie estamos libres de pecado. Me refiero a verdaderas brutalidades con demasiada frecuencia como para ser un “dedazo” en el teclado. Del tipo “Si el puvlicitario te basila, tu te kayah y lo ashimilash”. La vergüenza ajena puede ser un atajo para que consigas el despido.

– En cuanto a los avatares, tienes una gran oportunidad para poner uno diferente en todas las redes sociales y que sean lo menos profesionales posibles. En Facebook uno con tus amigos de farra, en Twitter uno con tu perro, en Linkedin uno en la playa sin camiseta,… El aspecto visual es importante, una imagen vale más que mil palabras, no pierdas la oportunidad de ensuciar un poco más tu marca personal con unas cuantas fotos bien seleccionadas.

– Ten totalmente abierta tu privacidad en Facebook, que todo el mundo pueda ver tus publicaciones. Luego cuelga todas las fotos posibles de tu vida privada que pudiesen avergonzar tanto a tu madre como a tu jefe, sobretodo a este último. Los clientes de tu agencia se quedarán más tranquilos al saber en manos de quien están sus campañas e imagen. En tu trabajo sabrán agradecértelo.

– En cuanto a Linkedin, aprovecha tus contactos profesionales conseguidos por medio de la agencia para mandarles mensajes privados sin personalizar haciendo un clarísimo spam, y si es posible, para venderles algo que no tenga nada que ver con tu empresa, sino para sacarte un dinerillo extra. Llegará a oídos de tus superiores, te lo garantizo.

– Por último, ya que no tienes un blog, deberías visitar todos los de tus colegas de profesión y criticar todo aquello que escriben de manera altruista para aportar algo de valor al sector. Pero criticando de malas maneras, sin fundamento y con el último fin de destruir. Caer mal dentro de la industria va a ayudar a que tus jefes no te quieran cerca.

Si lees este blog con asiduidad sabrás que la ironía forma parte del mismo. Todos esta historia me ha servido como excusa para plantear situaciones (en algún caso exagerada) de lo que veo hacer CADA DÍA a algunos profesionales en las redes sociales. Os aseguro que son hechos reales.

Lo más curioso es que ellos sí que tienen trabajo.  Yo no sé dónde radica el criterio de las personas que están al mando.

dime lo que opinas, que se agradece