• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

Hoy por hoy un término muy utilizado en la red es el de “Marca personal” o “Branding Personal”. En resumen se trata de desarrollar una estrategia en torno a tu propia persona como si de un producto o empresa se tratase, de manera que tu entorno al pensar en ti o ver tu trabajo le venga a la mente automáticamente una serie de emociones y sentimientos vinculados contigo.

Pensemos por ejemplo en Carlos Bravo de Quondos. Yo no tengo el placer de conocerlo personalmente. Es cierto que he asistido a un par de cursos suyos (Curso Bloggers y el primer Weberyday) pero hasta ahí mi relación con él. Sin embargo, a través de su presencia en los medios sociales podría decir bastante sobre las sensaciones que transmite: es emprendedor, inquieto y constante en su trabajo, contagia entusiasmo, domina como nadie la creación de contenidos, le encanta formar a otras personas y hacer de la formación su medio de vida y es altruista puesto que da cursos gratuitos para desempleados. Incluso hay otra serie de características que forman parte de su vida personal y también afectan positivamente a como le percibo, como que es “alemañol” y padre reciente y dedicado.

Todas estás imágenes mentales que yo tengo sobre esta persona forman parte de su marca personal. Y no se han conseguido de la noche a la mañana, es el fruto de un trabajo constante y prolongado en el tiempo.

El objetivo fundamental de cuidar nuestra marca personal no es otro que la promoción propia. O bien porque quieres conseguir un empleo, promocionarte dentro de tu propia empresa, dentro del propio sector en el que trabajas o porque como objetivo secundario (y si se hace bien, oculto o al menos no muy visible) está el conseguir un buen número de ventas de tu producto o servicio.

mejorar marca personal

Ahora bien, como todo desde que estamos inmersos en el mundo 2.0, un pequeño error o una desviación de nuestra estrategia de posicionamiento personal “cantará” muchísimo y por desgracia quedará grabado para siempre (borrar un mal tuit o una desafortunada actualización de estado en LinkedIn o Facebook ya sabemos que no hace que desaparezca en absoluto). Por ello yo recomiendo seguir estas pequeñas precauciones para que nada pueda echar al traste el trabajo de construcción de nuestra marca personal:

1.- No utilizar como imagen de nuestro perfil una foto de la que nos avergonzaríamos ante un cliente. Las fotos de la noche de San Juan con los colegas a las 6 de la mañana son muy divertidas, pero no creo que te aporten ningún valor profesional. Si quieres usar Twitter también para temas personales, quizás deberías tener una segunda cuenta para ello, dejando la que lleva tu nombre para temas profesionales. De igual manera si en Facebook vas a incluir artículos de tu blog públicamente para favorecer tu presencia online, cuida mucho la configuración de privacidad del álbum con las fotos de San Juan que tienes en esta red social para compartirlas con tus amigos.

2.- No dar claramente la sensación de que queremos vender algo. Si trabajamos nuestra marca personal en torno a una historia claramente definida, con coherencia, constancia y dedicación, los resultados, sean de ventas o no, llegarán por sí solos porque hemos generado la confianza suficiente.

3.- No publicar nada de lo que nos podamos arrepentir en un futuro. Debemos tomarnos unos segundos antes de dar al botón “publicar” o “enviar”, reflexionar y en ningún caso lanzar nada en medio de un calentón hacia alguna persona o marca. Es mejor ser dueño de nuestro silencio que esclavo de nuestras palabras.

4.- Mejor comenzar compartiendo. No podemos pretender que nuestros contactos compartan nuestros contenidos y publicaciones por el simple hecho de ser buenos. Lo mejor es empezar dando para recibir por reciprocidad. Luego ya llegará el momento en el que nuestras actuaciones fluyan por si solas entre nuestra red.

5.- Concentrarse en el objetivo. Es muy sencillo distraernos entre medio de tanto contenido y herramientas y dejar en un segundo plano lo que realmente estamos interesados en lograr: una imagen personal con una serie de valores que nosotros mismos hemos decidido destacar de nuestra personalidad y características como profesional. Está genial que utilicemos un lenguaje más cercano con contactos muy próximos, pero no olvidemos que hay más gente escuchándonos. Hace muy poco vi en Twitter a un tipo que presumía de feminista en su bio y en una conversación con otra usuaria le soltaba una barbaridad que podría entrar en la antología del machismo. Me llegó retuiteado en uno de los más de mil retuits que obtuvo. En él se veía su bio “feminista” y el tuit machista en una misma imagen. Un desastre.

6.- Valorar nuestra red de contactos, aunque sea escasa. Nuestros contactos valorarán y nos tendrán más en cuenta si además de dar consejos sobre los problemas que planteen les solicitamos ayuda en algunas ocasiones. Dentro de nuestro grupo de contactos se encontrarán aquellas personas que en un futuro se podrán convertir en nuestros clientes o jefes, por lo que es importante que nos tengan en mente a través de nuestra presencia.

7.- Trabajar duro. Si queremos posicionarnos como un buen profesional de nuestro sector deberemos dedicar tiempo a formarnos continuamente y desarrollar o curar contenidos que aporten valor a nuestros contactos y a nuestra imagen como expertos.

8.-Invertir en otras personas. Hacer favores siempre generará confianza hacia nuestra persona y fortalecerá nuestra marca personal. Además si invertimos en otras personas, es fácil que otras personas inviertan en nosotros.

9.-Estar siempre presentes. Por supuesto, sin llegar a atosigar, debemos tener una presencia continuada en la red. El primer paso para que una marca personal exista es que los grupos de interés de esa persona vean que está presente.

10.- No obsesionarse. Hacer muchas otras cosas que no tengan nada que ver con tu presencia online. Además de desconectar, podrás vivir muchas más experiencias que podrás aplicar a la hora de contar la historia que te va a ayudar a crear tu marca personal.

Creo que son pasos fáciles que requieren de un tiempo para recoger sus frutos, pero que merecen la pena. ¿Qué otras precauciones debemos seguir a la horas de construir nuestra propia marca personal?

Tagged with →  

dime lo que opinas, que se agradece