• lascuatropes

    Clik aquí para ver todos los artículos

  • Marketing Mix

    El Mix

  • por que lascuatropes

    ¿Por qué lascuatropes?

  • fernando garcia catalina

    ¿Quién perpetra este blog?

  • Hagamos un trato

    Hagamos un trato

  • marketing anecdotas

    El anecdotario

  • blog de marketing para emprendedores

    Este blog es para ti si...

Pues eso, que antes de morirme yo quiero formar parte de ese grupo de ciertos profesionales que gozan de un puesto estable en sus empresas. Nos ha jodido fastidiado, diréis algunos. Pues sí, quiero serlo, pero no de cualquier empresa, quiero serlo de aquellas que desarrollan alguna de las siguientes acciones:

El cazador cazado

Soy el director de una agencia de comunicación que quiere tener más presencia en las redes sociales y mejorar mi reputación digital. Quiero conseguir más followers para mi cuenta oficial de Twitter, por lo tanto voy a buscar a profesionales del sector para que me conozcan y hacerles follow para que me lo devuelvan.

Lo que ocurre es que claro, ahora que tengo presencia en el mundo del marketing en la red social del pajarito, como que se ve muy claro que tengo 100.000 followers porque he buscado el followback, ya que yo también sigo a 100.000.

Pues entonces lo que voy a hacer es hacer unfollow a un montón de ellos para maquillar mis resultados porque:

  • Los profesionales a los que sigo sólo sirven como cifra.
  • No les leo ni pienso leerlos nunca. No me interesa lo que digan.
  • Son unos pésimos profesionales que no saben que la red está llena de herramientas que permiten detectar este tipo de estrategia tan poco ética.

Y así, con esta excelente campaña de aumento de seguidores no sólo voy a conseguir que me dejen de seguir a mí también, sino que voy a dejar la imagen de mi agencia a la altura del betún, generando desconfianza hacia todo lo que haga.

ctrl c + ctrl v

He estudiado una carrera, he hecho 3 masters y como estuve dos años en Londres manejo perfectamente el inglés. Gracias a mi currículum he podido conseguir un gran puesto en el departamento de comunicación de una gran empresa.

Y como no tengo mucho tiempo pero es importante mi marca personal y mi presencia en el mundo 2.0, lo que voy a hacer es crearme un blog en cualquier CMS , coger artículos de gente que se ha molestado en pensar y redactar algo interesante para la comunidad del marketing y pegarlos tal cual sin citar a nadie. Total, los que me van a leer no leen otros blogs ni el redactor del texto original va a ser capaz de detectar mi plagio.

Y lo que voy a acabar consiguiendo es que la gente ponga en duda mi calidad como comunicador, mi capacidad para crear campañas únicas y creativas y hasta la moralidad del cargo que obstento.

Errores en el Marketing de hoy

Dos caminos bien diferenciados

El dueño de todos los dispositivos móviles del mundo

Hay un gran mercado abriéndose en los dispositivos móviles. El mundo se está llenando de smartphones y tablets. Ahí hay una oportunidad, por lo que voy a invertir parte de mi presupuesto para medios en este mercado. Y lo voy a hacer caiga quien caiga:

  • Mi anuncio aparecerá justo cuando se cargue una aplicación para que el usuario la pulse por error. Es lo que todo el mundo quiere, derrochar sus datos y perder su tiempo, por muy mínimo que sean ambos, retrocediendo y volviendo a cargar la aplicación. Estoy en mi derecho.
  • Pondré mi banner tan cerca, tan cerca de algún botón importante de la aplicación que sólo un niño de dos años será capaz de no pulsar mi enlace aunque no sea ni por lo más remoto su intención. Estoy en mi derecho.
  • Es lo que hace casi todo el mundo, así que no pienso perder ni un segundo en buscar nuevas formas de publicidad más eficaces y atractivas. Estoy en mi derecho.

Con ello voy a conseguir una cantidad tan grande de rebotes de mi landing page que seguramente afecte negativamente a mi SEO, voy a terminar ya no generando mala imagen de mi marca, es que a veces van a terminar rozando el odio hacia la misma, porque ni siquiera he segmentado el público al que me dirijo, y si consigo una sola conversión seguramente me habré ganado un sitio en el Valhala.

Así que si alguna vez en mi vida acabo en una de estas empresas, sabré que con un poquito de coherencia que ponga a mi estrategia de comunicación y a las tácticas que desarrolle podré alcanzar un éxito sin precedente para ellas. Me convertiré en un mito, un intocable, un semidios, un profeta, una leyenda…

Y que conste que con esta crítica no quiero ni mucho menos decir que esta sea la tendencia del sector. Leo a diario muchos artículos escritos por profesionales (desde directivos de comunicación hasta becarios) en los que aprendo mucho,  y repaso campañas desarrolladas en las que me hubiese encantado formar parte.

¿Pensáis que estos casos que expongo son una excepción en vía de extinción (cuánta x!!) o que las urgencias por la mala situación actual nos llevará a precipitarnos y cometer este tipo de errores?

Tagged with →  

dime lo que opinas, que se agradece